Blog Grupo FIAGE Mexicano®

Cómo convertir tu hobby en un negocio rentable

Trabaja en tu hobby, aprende sobre ventas y marketing y dedícate a mejorar de manera constante.

Danil Bangci

Desinger

Categoria

Ventas

¿Tienes algún talento que sólo estás usando en tu tiempo libre? Puede que creas que sólo te funciona como hobby, pero hay una posibilidad de que puedas monetizarlo y convertir tu talento en un negocio rentable. Si sabes lo que estás haciendo, claro…

Cómo monetizar tu hobby

Algunos hobbies que tienen el potencial de ser monetizados y convertidos en negocios incluyen pintura, carpintería, repostería, diseño web, entrenamiento de perros… literalmente cualquier cosa que le provea de valor a otros.

El problema es que a muchos de nosotros nos da miedo hacerlo, aún cuando sabemos que tenemos una habilidad rentable, porque le tememos al fracaso. Nos da miedo que si intentamos monetizar nuestro hobby y fracasamos ya no sentiremos la misma felicidad o satisfacción que sentimos al realizar esa actividad… o que otros nos verán de una manera diferente.

Esta puede ser una propuesta escalofriante que puede hacer que muchos individuos talentosos desistan de perseguir sus sueños. Si esto te suena familiar, sigue leyendo.

Tratar de monetizar un hobby no es fácil, pero por otro lado, tampoco es que sea física cuántica. Con un poco de preparación y ejecución estratégica podrás disfrutar de un resultado positivo. Aquí te dejamos algunos consejos:

1. Crea un plan

Para empezar a monetizar tu hobby tienes que trazar un plan. Sobre el camino, este plan tendrá que ser replanteado muchas veces, pero vale la pena tener una estrategia armada desde el principio.

Esto es algo que Tom Hess, un exitoso maestro de guitarra, suele decirle a sus alumnos cuando muestran interés por convertirse en maestros algún día. Él les aconseja empezar con medio tiempo y luego, gradualmente, convertirlo en algo de tiempo completo.

“Llena de estudiantes todo tu tiempo libre, en las noches y los fines de semana, y ahorra todo el dinero que hagas (¡no gastes un peso!),” dice Hess. “Cuando hayas ahorrado suficiente dinero para cubrir los gastos de 4 o 6 meses, renuncia a tu trabajo y dedícate de lleno a construir tu negocio de clases de guitarra.”

Este puede no ser tu caso particular ni el plan que te sirva a ti, pero necesitas tener uno. No se trata de aventarte a ciegas y esperar que las cosas salgan bien.

2. Haz tu primera venta

No necesitas pasar de hobby a compañía multimillonaria en días. Tu objetivo en las primeras etapas es hacer tu primer venta. No importa si eso significa una venta de 5 dólares o un contrato de 5 mil, tu primer venta es la más difícil y la más importante que harás.

Hay muchas estrategias para que logres tu primer venta, pero todo depende del producto que estás vendiendo. Si vendes un servicio podrías empezar ofreciendo una prueba gratis para generar publicidad de boca a boca. Si es un producto, hacer un buen product placement y algo de publicidad en los lugares correctos te llevará a la venta. (Las redes sociales son especialmente poderosas si estás tratando de llegarle a mucha gente con pocos recursos).

Es importante recordar que, aunque tú creas ciegamente en tu producto, el resto de la gente no tiene razones para hacerlo. No les has demostrado su valor… aún. Muévete mucho para esa primer venta y luego conviértela en 2, y 2 ventas en 4 y así sucesivamente.

3. Que tu tiempo rinda

Para muchas personas no resulta práctico trabajar a tiempo completo y luego emplear horas extras persiguiendo un hobby. Entre los niños, la pareja, los amigos y otros compromisos sociales, no hay suficientes horas en el día.  

Durante las primeras etapas te vas a tener que poner creativo sobre el uso de tu tiempo. Tal vez tengas que levantarte una hora antes de lo acostumbrado para hacer cosas antes de tener que irte a tu trabajo.

Otra alternativa es involucrar a tus hijos en tu hobby para que puedas pasar tiempo con ellos mientras logras cosas nuevas.

4. Ten presencia online

En los negocios actuales, todo el mundo necesita tener presencia online para generar actividad. Esto significa crear y mantener un sitio web, perfiles en redes sociales y todo lo que implique el crearte una marca como profesional.

“Tener consistencia en la forma en la que te presentas a ti mismo te dará una imagen más establecida que resultará en más fans” asegura Christopher Young, diseñador gráfico. “Si no estás seguro de cómo empezar, busca lo que están haciendo músicos establecidos que hacen algo similar y toma ideas de ahí. El arte no se crea en el vacío, está bien sacar inspiración del trabajo de los demás”.

5. Crea una red

Algunas personas se toparán contigo en línea, pero mucho del éxito de los negocios viene de la red que se crea con el boca a boca. Tienes que prepararte para ser muy activo en esta parte de auto-promocionarte.

Encuentra clubs, conferencias y grupos en tu especialidad para entrar en contacto con otros profesionales en el nicho. Aprenderás mucho en estos eventos y tendrás la oportunidad de convivir con personas que están en la misma etapa que tu, con suerte un poco más avanzados. Sólo asegúrate de tener un buen speech preparado para estos momentos.

“La gente suele preguntar ‘¿Qué haces?’ Ten un buen speech preparado para saber exactamente qué decir” aconseja el artista Quinn Domborwski. “Sólo necesitas unas cuantas frases, un minuto o menos, sobre quién eres y lo que haces. Si les interesa, te harán más preguntas”.

6. Trátalo como un trabajo

El último consejo es que trates tu hobby como si fuera tu trabajo. Si quieres que en algún momento se convierta en tu principal fuente de ingresos, o por lo menos en una fuente secundaria de ingreso constante,  tienes que darle la atención que merece.

Consigue el tiempo para trabajar en tu hobby, lee sobre la industria, aprende sobre ventas y marketing y dedícate a mejorar de manera constante. Esta es la forma de conseguir resultados positivos.

Entre más tiempo esperes para activarte, más fácil te será convencerte de no hacerlo. Aunque no sea bueno meterte de manera prematura o con un producto o servicio de baja calidad, tampoco quieres pensarle demasiado al reto que representa.

Si necesitas más información sobre cómo convertir un hobby en un negocio rentable que te dé trabajo o se convierta en un segundo ingreso, puedes aprender muchísimo escuchando lo que otros han hecho. Dos sitios web increíbles son Side Hustle Nation y I Will Teach You to Be Rich. Ambos ofrecen consejos excepcionales sobre negocios que han construido buenos puentes entre hobbies y negocios.

También hay algo que debe ser mencionado sobre aprender a prueba y error. Si eres bueno en lo que haces y hay un mercado para tu hobby, no hay razón por la que no puedas monetizarlo y ganarte una segunda fuente de ingresos. Inténtalo y ve lo que sucede.